• Sommelier, Olavi Luna

La cerveza artesanal mexicana galardonada a nivel mundial



La cerveza es una bebida inseparable del ser humano a grado tal que algunos antropólogos sugieren que la transformación del ser humano al sedentarismo y asentamiento de las primeras civilizaciones fue a raíz de la siembra, necesaria para la obtención de la materia prima utilizada en la elaboración de vino y cerveza.


El crecimiento del número de seres humanos y la alta demanda del fermentado de lúpulo y cebada ha llevado a la industrialización de procesos para cubrir la demanda de consumo de esta bebida.


Hoy en día, en el mundo ha crecido la oferta de cervezas artesanales cuyo propósito es ofrecer una bebida con la mejor selección de materia prima posible y un cuidado más minucioso del proceso de elaboración.


México ocupa el cuarto puesto a nivel mundial de producción de cerveza, pero no sólo se trata del número, además los cerveceros cuidan la calidad del producto final y los mexicanos nos sentimos tan orgullosos de ello que no es de extrañarse la presencia mexicana en diversos concursos. Colimita es un ejemplo de ello.


Colimita nació en 2014 junto con la Cervecería de Colima e inspirada en el jardín bajo el Volcán que es Colima. Desde el 2016 ha ganado la medalla de oro en la categoría "Lager Internacionales" en la Competencia Profesional Cerveza México, la cual, elige a las mejores cervezas artesanales del país. Otro premio con el que cuenta esta cerveza es la que se le otorgó en Ensenada Beer Fest 2019, donde ganó medalla de Oro Lager.


Ahí no para la cosa, con la participación de 459 cervecerías, 1,844 cervezas y 16 países se llevó a cabo la octava edición de Copa Cervezas de América 2019, evento de carácter internacional de la industria de la cerveza artesanal en Valparaíso, Chile. Aprobada por alrededor de 70 jueces expertos en cerveza, quienes evaluaron cualidades y atributos gana Medalla de Oro Czech Lager “Colimita”.


Daniel Cesari, maestro cervecero de la marca colimense describe a Colimita como

una clásica Pilsner con los tradicionales ingredientes del estilo, indicando que lo que la hace especial es su proceso de macerado intensivo, lo que permite sacar lo mejor del grano, creando que una cerveza tan suave y ligera tenga retención de espuma. Además de que la receta lleva malta alemana, lúpulos checos y el ingrediente secreto: agua de las faldas del Volcán.

Colimita es un ejemplo entre muchos de cervezas artesanales que hacen muy bien su trabajo y día a día se esfuerzan no sólo por los premios que puedan obtener, si no por ofrecer un producto de buena calidad al consumidor. Y los consumidores como yo les agradecemos infinitamente ese esfuerzo.

0 vistas

©2016 por Miscelánea Gastronómica. Creada por Olavi Luna.