• Sommelier, Olavi Luna

Leyendo la etiqueta de un destilado



Contrario al caso de los vinos, las etiquetas de los destilados son muy distintas entre sí y los elementos que contienen pueden variar tanto que existen etiquetas muy sobrias que contienen el mínimo de información necesaria y otras que hasta dicen un poco de la historia del productor. En general, los elementos en una etiqueta son los siguientes:


  1. Nombre: suele ser el elemento principal en la etiqueta, identificando el nombre que la destilería le da a su bebida.

  2. Tipo de destilado: contiene el nombre del destilado para identificar cuál es el contenido de la botella, en muchas ocasiones el simple nombre hace referencia al lugar de origen de producción. Tal es el caso de las denominaciones de origen como el Tequila.

  3. Contenido neto: éste está expresado en mililitros (ml) u onzas (oz).

  4. Añejado: en el caso de que sea un destilado con añejamiento, lo indica expresamente la etiqueta. En su ausencia quiere decir que carece o tiene el mínimo tiempo de añejamiento, dependiendo de la bebida alcohólica que se trate.

  5. Lugar de origen: usualmente viene una leyenda con el lugar en el que se produjo el destilado.

  6. Grados de alcohol: está expresado como un porcentaje del volumen.

  7. Sello SAT: es un requerimiento en México para saber que la bebida cumple con los requerimientos mínimos establecidos para la venta del destilado. Esto certifica que no es una bebida adulterada o con alcoholes nocivos para la salud como el metanol.



En algunas ocasiones, la contra etiqueta puede incluir un sello para certificar la denominación de origen. Por ejemplo, los mezcales que tienen una certificación expedida por un consejo regulador.

5 vistas

©2016 por Miscelánea Gastronómica. Creada por Olavi Luna.