• Sommelier, Olavi Luna

Previo a la cata del vino



"La música es el vino que inspira nuevas creaciones y yo soy Baco que prensa este delicioso vino para los hombres y los embriaga espiritualmente".

- Ludwig van Beethoven. -


Si bien la música se compone de muchos aspectos que juntos crean una melodía para ser apreciada con el oído –cosa irónica para Ludwig-, en el caso del vino, hablamos de una serie de acontecimientos que van dando estructura a la bebida para regalar distintas características a ser degustadas por el paladar.


El resultado de lo que está contenido en nuestra copa, es lo que el compositor ha elegido cuidadosamente para lograr un compás, una armonía y melodía que resuenen al momento del descorche y degustación del vino.


Así como existe el oído entrenado que sabe apreciar lo complejo o simple de una melodía, el paladar y el olfato se preparan para descifrar las notas que componen cada vino; es cuestión de dejarse llevar por los sentidos pero siempre bajo una guía.


En artículos pasados, he hablado de diferentes características que se pueden encontrar en los vinos y del cómo encontrar alguna que sea del agrado personal tomando en cuenta generalidades de algunos vinos y sus uvas, pero en realidad la práctica hace al maestro, y no hay mejor manera de encontrar el líquido de preferencia que haciendo una cata dirigida.


Los pasos a seguir para la degustación del vino son muy sencillos y los describiré de manera práctica y simple. Para llevar a cabo una degustación es necesario:


  • Agua

  • Un vino sin descorchar y a la temperatura correcta de cata (ver imagen).

  • Una copa de vino (de preferencia una de cristal que permite una mejor apreciación olfativa, recomiendo las copas Ridell.

  • Un trapo de color blanco (no de los percudidos, es importante tener uno muy limpio o una hoja blanca).

  • Hoja o cuaderno con lápiz para tomar notas.

  • Un espacio donde exista una fuente de luz natural (si la cata es de noche, es válido utilizar luz artificial, pero de preferencia que sea luz fría).

  • Es opcional tener uno o varios compañeros de cata. Yo considero que al existir otra persona, se enriquece la experiencia, además de que es más fácil terminarse la(s) botella(s) de vino.


Les daré tiempo para conseguir todo lo necesario y en el siguiente artículo desglosaré los pasos a seguir para llevar a cabo una correcta degustación del vino.

0 vistas

©2016 por Miscelánea Gastronómica. Creada por Olavi Luna.